PIONERA POR TERCERA VEZ

 

Ana Carrasco. Motociclista

Méritos: Primera mujer que gana una prueba del Mundial de Motociclismo

 

 

Fue la más joven en disputar un Mundial de Motociclismo, lo hizo en 2013 a los 16 años. También fue la primera que puntuó en un gran premio, el de Malasia. Este año ha vuelto a repetir hazaña. Fue el 17 de septiembre, en el Mundial de Supersport 300, cuando obtuvo la victoria en el Gran Premio de Portugal y se convirtió en la primera mujer en subir a lo más alto del podio en esta categoría.
La pasión por las motos ha marcado la vida de Ana Carrasco desde los tres años, cuando experimentó por primera vez la velocidad sobre las dos ruedas. Su padre, mecánico, fue quien le enseñó el camino. Destacó enseguida en los circuitos nacionales y era cuestión de tiempo que se codeara con los mejores. Hace cuatro años se convirtió en la segunda española que disputaba el Mundial de Motociclismo, tras la pionera Elena Rosell.
La falta de patrocinadores puso difícil su progresión en 2014 y 2015, pero cabezona como ella sola, nunca tiró la toalla. En 2016 disputó el Europeo de Moto2 con la intensidad de sus años en la máxima categoría. La misma que ha puesto este año en el Mundial de Supersport 300, pilotando una Kawasaki Ninja, con la que ha vuelto a hacer historia en un deporte de apabullante dominio masculino.
Montada en su moto, en un trazado muy técnico y rápido como el de Portimao, al que se adaptó muy bien, Ana lideró la prueba al comienzo de la última vuelta y utilizó el rebufo en la recta final, gracias a lo cual cruzó la línea de meta en primer lugar, ante la mirada de sus sorprendidos rivales. El circuito portugués era para ella un nuevo reto en su carrera profesional.
Su sueño es poder coronarse algún día en España. «Con esfuerzo y sacrificio el resultado tiene que llegar», suele decir, convencida, una joven piloto que para llegar hasta donde hoy se encuentra ha tenido que dejar los estudios a un lado. Ya trabaja de cara a la próxima temporada. Una vez más peleará por conseguir lo más difícil, que para ella, más que ganar una carrera, «es encontrar patrocinadores que apuesten por una mujer».

 

TEXTO: Paco Lastra.
FOTO: Martínez Bueso.