China no está tan lejos

 

Esther Gómez Yelo. Copropietaria y directora de Frutas Esther

Méritos: Empresaria pionera en la exportación de fruta a China

 

Hace cuatro años, Esther Gómez decidió echar abajo la gran muralla que impedía exportar la fruta murciana a China, un mercado de 150 millones de habitantes que hasta entonces se había resistido a los pujantes empresarios hortofrutícolas de la Región. Y lo consiguió tras numerosos viajes, arduas negociaciones y exhaustivos controles e inspecciones. A finales de agosto pasado salió desde la sede de Frutas Esther, en Abarán, el primer contenedor con destino a Shangái. Desde entonces han llegado al gigante asiático cuatro cargamentos más por vía aérea de melocotón, nectarina, paraguayos y platerina (una variedad de paraguayo de piel lisa).
Aún quedan algunos pasos que dar, como conseguir la confirmación oficial para transportar la fruta en tren, a través de Rusia, lo que permitiría hacer envíos mayores y más baratos, pero nadie le puede negar ya a esta empresaria de raza haber sido la primera, siguiendo la estela de los pioneros que a principios del siglo pasado acuñaron la expresión ‘Abarán, París, Londres’.
Aunque llevar el gen emprendedor es una ventaja -su padre fue el fundador de la empresa en los años setenta y le puso su nombre porque pensó que era más comercial para exportar la fruta al Reino Unido-, no le ha resultado fácil a Esther Gómez, casada y con dos hijos, hacerse un hueco en un sector tradicionalmente dominado por los hombres. Tampoco eran sus planes cuando acabó los estudios de Empresariales y empezó a hacer prácticas en la empresa familiar. Pero las circunstancias y, sobre todo, los retos que fueron surgiendo la situaron al frente de una compañía que ahora cuenta con centros de producción y envasado en Huelva y La Coruña, factura unos 60 millones de euros al año y da trabajo a una media de mil personas.
«Menos lamentos y más hacer» y «luchando puedes llegar donde quieras» son dos de las máximas que reflejan el carácter de esta Marco Polo del campo murciano, en quien la tenacidad no deja lugar al engreimiento cuando insiste en rebajar su protagonismo subrayando los argumentos del trabajo en equipo y la ayuda recibida de los gobiernos español y murciano en su aventura asiática.

 

TEXTO: Julián Mollejo.
FOTO: Martínez Bueso.